En tal sentido, destacó que los proyectos no fueron enviados aún al Congreso y que hay fuertes rumores de que se pretenden aprobar el próximo 18 de diciembre. 
“Evidentemente, el oficialismo quiere apurar el tratamiento de la declaración de emergencia en tres áreas, la económica, la social y la sanitaria de una manera un tanto atropellada sin seguir los pasos lógicos”, afirmó Manzi, quien interpretó que “lo que se pretende es instalar esa idea de ‘tierra arrasada’, de que ‘no funciona nada’ para justificar que el Ejecutivo actúe con discrecionalidad a partir de enero, tomando medidas unilateralmente, por decreto y sin los controles que exige la democracia”.
El legislador señaló que ninguno de los proyectos que se pretenden aprobar la semana próxima fueron enviados al Congreso, por lo que el margen de análisis para discutirlos en el recinto es acotado. “Están queriendo volver al Congreso-escribanía, y eso desde la oposición no lo vamos a permitir, porque ya pasaron varias semanas desde la elección hasta la asunción y hubo tiempo para elaborar esos proyectos y que puedan ser analizados por el Congreso como corresponde, y esto los ciudadanos tienen que saberlo”, advirtió. 
Además, señaló que hay actitudes desconcertantes, como que aún no cuentan con el proyecto de presupuesto. “Ahora quieren declarar una triple emergencia para actuar con discrecionalidad”. También señaló sugestivo que el oficialismo se niegue a enviar la ley de emergencia sanitaria a la Comisión de Salud. “Si tiene que ver con el rebrote de algunas enfermedades, debe ser analizado por la Comisión de Salud, además de las de Presupuesto y Hacienda y Legislación General, evidentemente esto hace agua por todos lados”, sentenció. 
“Que tengamos problemas, que haya una crisis en la Argentina y que haya muchos sectores que están sufriendo gravemente, no homologa la situación de desastre o de tierra arrasada. Las instituciones tienen que funcionar, lo que se está viendo en el horizonte es que quieren gobernar por decreto”, anticipó