Advierten que algunas clínicas podrían dejar de prestar servicios por falta de insumos