El estuche fue encontrado por un vecino de Sumalao (Valle Viejo) en la puerta de su domicilio ubicado a inmediaciones del estanque de “La Sala”. Aparentemente por la gran difusión de la peligrosidad del aparato y sabiendo que el hombre trabaja en el INTA desde hace 40 años, los malvivientes habrían decidido dejar el aparato en la puerta de su domicilio y evitar así males mayores. 

Al darse con esta sorpresa, el hombre dio aviso a la policía que rápidamente se hizo cargo de la situación. 

El equipo  “Troxler, modelo 4302” es un aparato empleado para la medición de la humedad del suelo y no presenta peligrosidad si se manipula de forma adecuada, pero en caso de una mala utilización puede causar daño severo a la salud e incluso la muerte.