En lo que va del año, las compañías aplicaron a las cuotas de sus afiliados siete aumentos: 5% en febrero; 7,5% en mayo y luego otro 17,5% que fue escalonado en julio (6%), agosto (6%) y septiembre (6%). Los últimos fueron de 4% en octubre y 4% en noviembre. Si se agrega el primer tramo devengado de 2018, la suba anual será del 62%.

El aumento autorizado este miércoles por el gobierno nacional será publicado en el Boletín Oficial. Se estima que en la Argentina hay entre 6 y 7 millones de personas afiliadas a empresas de medicina prepaga. Pero la situación económica acrecentó los casos de migraciones internas dentro del sistema (personas que bajan a planes más económicos dentro de la misma empresa) o que directamente cambian de empresa o salen del sistema. Al menos 400.000 usuarios se dieron de baja en los últimos 4 años.
 

“Es imperioso el aumento de cuotas por los aumentos de los costos. Tanto de los insumos dolarizados como de los medicamentos, que subieron un 80% en el último año”, señaló Ricardo Lilloy, presidente de la Cámara de Entidades de Medicina Privada de la Argentina (Cempra).

“Los usuarios tienen razón en quejarse, pero nosotros también estamos mal, con esta ecuación de costos mucha gente se baja, se nos van los usuarios sanos y nos quedan los enfermos”, dijo al respecto Jorge Piva, presidente de Medifé.