/* custom css */
.tdi_9_293.td-a-rec{ text-align: center; }.tdi_9_293 .td-element-style{ z-index: -1; }.tdi_9_293.td-a-rec-img{ text-align: left; }.tdi_9_293.td-a-rec-img img{ margin: 0 auto 0 0; }@media (max-width: 767px) { .tdi_9_293.td-a-rec-img { text-align: center; } }

La apertura del debate se materializó nueve años después.

El fatal siniestro vial ocurrió el tres de agosto del año 2013 en la intersección de calles Mota Botello y 25 de Mayo. Norma Elizabeth Frías, al mando de una camioneta Toyota modelo Hilux atropellara a una motocicleta Honda Wave, en la que se conducía Oscar Adrián Romero y Víctor Hugo Ramírez, quien perdió la vida camino al hospital, fue declarada culpable por la justicia del luctuoso hecho y la condenaron, sin embargo, no irá a la cárcel.

Ayer a la mañana el Juez Correccional N °1 Marcelo Forner reanudó la audiencia del juicio que tiene en el banquillo a Frías y escuchó los alegatos de las partes. Cabe señalar que en la apertura del debate, que se materializó nueve años después, la imputada del delito de homicidio culposo agravado, se abstuvo de declarar.

La fiscalía al momento de esgrimir sus conclusiones finales, sostuvo la imputación en contra de la conductora y pidió la pena de dos años de prisión, pero de cumplimiento en suspenso.

Tras los alegatos, el juez le dio la palabra a la ahora condenada, pero esta se mantuvo en silencio.

Finalmente, dicto la sentencia y, en coincidencia a lo solicitado por la fiscalía declaró culpable a Norma Frías del delito de homicidio culposo agravado y la condenó a dos años de prisión en suspenso.