“Vemos que el Banco de México puede seguir relajando su postura y creemos que todavía hay cierto espacio para bajar en 25 puntos base la tasa de interés (…), porque la inflación está dentro de la meta y creemos que pueda cerrar en niveles de 3.50%”, dijo Alejandro Saldaña, economista en jefe de grupo financiero Ve por Más.