Se trata de un dispositivo, con la apariencia de un calefactor, que emite luz ultravioleta. Cuando las bacterias, los virus y los protozoos se exponen a este tipo de rayos se vuelven incapaces infectar y reproducirse. La invención fue Hernán Yannuzzi, presidente de FG Ingeniería

Infobae