En 2021 se celebra el 25 aniversario del estreno de ‘Un loco a domicilio’, toda una rareza en la filmografía de Jim Carrey que tuvo un recibimiento bastante duro cuando llegó a los cines. Muchos críticos, como el de The New York Times, no trataron precisamente bien a la película, y luego fue objeto de varias bromas, con ‘Los Simpson’ atacando su guion y afirmando que casi arruina la carrera del actor.

Lo cierto es que todo el lío vino motivado principalmente por la osadía que supuso que Carrey se convirtiera en el primer actor en cobrar 20 millones de dólares (y un 15% de los beneficios que diese la película en taquilla) por una película. Para entender cómo se llegó a eso, repasemos lo que sucedió en los años anteriores.

Carrey al alza

Por un lado, la popularidad de Carrey no dejaba de crecer, por lo que su sueldo también fue aumentando película a película. Por ‘Ace Ventura: Detective de mascotas’ había cobrado solamente 350.000 dólares, cifra que aumentó hasta los 540.000 por ‘La Máscara’. Luego el salto fue mucho mayor hasta alcanzar los 7 millones de dólares por ‘Dos tontos muy tontos’, elevándose hasta los 10 millones por ‘Ace Ventura: Operación África’ y recibiendo también una cifra elevada por su trabajo en ‘Batman forever’.

Eso permitió a Carrey ponerse exigente para su próximo trabajo, rechazando una oferta inicial de 16 millones de dólares por liderar ‘Un loco a domicilio’ y otra de 18 millones por dar vida a un genio en la comedia de acción ‘Thief of Santa Monica’ porque no le gustó el guion. Alguien iba a acabar cediendo y no sería él.

Por aquel entonces se esperaba que fuese un gran héroe de acción quien lograse alcanzar la cifra de 20 millones de dólares por película, ya que Sylvester Stallone recibió 17,5 millones por ‘Pánico en el túnel’, Arnold Schwarzenegger 17 por ‘Eraser’ y Bruce Willis 16,5 por ‘El último hombre’.

La situación de Columbia

Jim Carrey Un Loco A Domicilio Jim Carrey Un Loco A Domicilio

Los tres acabarían llegando a esa cantidad por algunos proyectos posteriores, pero el primero fue Carrey, y ahí la necesidad que tenía Columbia Pictures de un gran éxito fue clave. El estudio llevaba varios años con más éxitos que fracasos, encadenando en 1995 las decepciones de títulos como ‘Asalto al tren del dinero’, ‘El primer caballero’ o ‘La llave mágica’

El estudio, encabezado por aquel entonces por Mark Canton, necesitaba un gran éxito y había pagado la nada despreciable cifra de 750.000 dólares por el guion que acabaría dando forma a ‘Un loco a domicilio’. En un principio estaba previsto que el protagonista fuera Chris Farley, pero problemas de agenda lo impidieron, por lo que una vez vieron que Carrey estaba a tiro, Canton no dudó en elevar la oferta y en aceptar hacer cambios en el libreto, siguiendo así los deseos del actor, tal y como recordó Judd Apatow, productor -y guionista no acreditado- de la cinta, años después:

Siempre pensé que el guion que escribió Lou Holtz Jr. era genial, y eso lo que nos interesó mucho. Pero Jim quería cambiar de forma significativa y hacerlo más una especie de versión cómica de ‘La mano que mece la cuna’ o ‘Falsa seducción’, mientras que el borrador original era un poco más como ‘¿Qué pasa con Bob?’.

Apatow también apuntó que el hecho de ser tan diferente a anteriores trabajos de Carrey fue lo que jugó en su contra: “la gente esperaba que él hiciera siempre lo mismo, pero Jim era muy claro con “Así no va a ser mi carrera”, que es por lo que después hizo cosas como ‘El show de Truman’ u ‘Olvídate de mí’, porque es muy valiente con las elecciones que hace. ‘Un loco a domicilio’ fue el anuncio de eso“.

Todo se centró en su sueldo

Escena Un Loco A Domicilio Escena Un Loco A Domicilio

El salario de Hollywood incluso generó cierto debate sobre si las estrellas de cine realmente merecían lo que cobraban, en parte por ser él quien lo cobró, pero también porque poco tardaron otros intérpretes en pedir lo mismo. John Travolta incluso se desmarcó pidiendo 21 millones a partir de entonces, aunque no le quedó otra que “conformarse” con 20.

Tampoco ayudó que ‘Un loco a domicilio’ no arrasara en taquilla. Es cierto que su fama de fracaso es un poco inmerecida, ya que la cinta dirigida por Ben Stiller costó 40 millones -aunque algunas fuente lo elevan hasta los 47 millones- y luego tuvo una taquilla mundial de casi 103. Cifras discretas pero para nada un batacazo.

Antes de que eso sucediera, Carrey ya había aceptado el mismo salario por su siguiente película. Por suerte para él, ‘Mentiroso compulsivo’ sí que arrasó en taquilla y el debate quedó en el olvido, pero no la inmerecida mala fama de ‘Un loco a domicilio’, una singular comedia negra mucho mejor de lo que se dijo en su momento.