El sujeto que aparentemente viene trabajando con niños hace varios años, fue elegido hace unos meses como presidente de un club de barrio de la ciudad. 

La investigación comenzó en junio de 2018

Le fueron secuestrados computadoras, teléfonos celulares, y otros elementos, que luego fueron peritados y se halló material pornográfico infantil.

Pedro Pablo Quinteros, de 50 años, está acusado de grooming, abuso sexual con acceso carnal, corrupción de menores y  distribución de pornografía infantil.

Trascendió que utilizaba su acercamiento a niños y adolescentes para lograr sus aberrantes propósitos, estando implicado también un Director Técnico de la institución.  

Se halla detenido en la Comisaría Departamental de Tinogasta.