Al día siguiente de ganar las elecciones presidenciales, en la que resultó vicepresidenta electa, Cristina Kirchner le hizo un nuevo pedido a la Justicia para que le permita volver a viajar a Cuba del 1 al 11 de noviembre. Allí se encuentra su hija Florencia Kirchner, que se somete a un tratamiento médico.

La presentación la hizo su abogado Carlos Beraldi ante los tribunales que la investigan por corrupción, como el fraude en la obra pública y la causa de los cuadernos de las coimas. De aprobarse el pedido será el séptimo viaje de la vicepresidenta electa por el Frente de Todos a La Habana para estar con su hija.

La expresidenta pidió permiso al Tribunal Oral Federal 2, que ya la juzga por supuestos delitos cometidos con la adjudicación de obra pública nacional en Santa Cruz durante su gobierno.

También lo hizo ante el Oral Federal 7, que quedó a cargo de preparar el juicio por los cuadernos de las coimas, causa en la que está procesada con prisión preventiva como supuesta jefa de asociación ilícita. En este último caso permanece en libertad por sus fueros como senadora nacional.

En el caso del juicio por obra pública en Santa Cruz, la actual vicepresidenta electa será indagada cuando terminen las declaraciones de los demás juzgados junto con ella, en fecha a determinar por el TOF2.