La primera movilización en la gestión Jalil tiene como objetivo pedir un bono de 5000 pesos para todos los precarizados de la provincia, ya sean municipales y estatales, y para todos los desocupados.

Además, quieren el pase a planta a todos los precarizados; la creación de fuentes de trabajo; participar en la dirección de OSEP, Tribunal de Cuentas, Rentas, DIL; apertura de paritarias en forma instantánea con los distintos gremios; implementación del adicional bonificación por título para todos los trabajadores de la educación; implementación de la ley salarial docente 4192; reincorporación de los compañeros de ALCO; no al despido de los contratados en los municipios de Valle Viejo, Andalgalá y demás; apoyo y solidaridad con los trabajadores del municipio de la Capital.

Participaron la agrupación Aníbal  Verón, Teresa Vive, La Dignidad, Polo Obrero, MTL, gremio ADUCA, todos nucleados en la CTA Catamarca.