Teléfono en mano y desde la cama de un hospital seguía liderando las acciones de una banda narco que fue desbaratada el pasado fin de semana en esta ciudad. Junto a un puñado de personas está sospechado de integran un clan dedicado a la venta de estupefacientes.

El principal sospechoso es Gastón Bracamonte, quien se encuentra cumpliendo una condena por violación a la ley de estupefacientes, pero que desde hace unas semanas se encuentra internado en un sanatorio privado por una afección respiratoria. Esta situación no lo privó de seguir controlando las acciones de la banda que tenía sus tentáculos en el Servicio Penitenciario Provincial y en la calle.

El caso salió a la luz el lunes y fue el resultado de una investigación realizada por la Agrupación VIII de Gendarmería Nacional, a través de la Unidad de Reunión de Información «Catamarca” con el apoyo de la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales, del Escuadrón Núcleo “Catamarca” y de la Unidad de Criminalística y Estudios Forenses. Bajo las órdenes del juez Federal, Miguel Ángel Contreras, los cinco allanamientos se llevaron a cabo el último fin de semana. El saldo fue de casi seis kilos de marihuana, 66 gramos de cocaína, casi 70 mil pesos, celulares y balanzas de precisión. Tres personas fueron detenidas: dos mujeres y un hombre. Una de ellas es la pareja.  Según los datos a los que pudo acceder El Ancasti, Bracamonte junto a otra persona que se encuentra detenida en el SPP de Miraflores manejaban los hilos desde sus teléfonos celulares. Esta situación motivó que el Juzgado Federal inicie en forma paralela una investigación para determinar de qué manera ingresaron los aparatos de comunicación al penal.

De la investigación surge que la pareja de Bracamonte, junto a otra mujer y un hombre participaban de la organización, eran quienes llevaban adelante las transacciones en la calle. Según informaron extraoficialmente a este diario, hay otras tres personas que no quedaron detenidas, pero que tendrían vinculación con los sospechosos.

Quién es Bracamonte
Bracamonte protagonizó un incidente singular el 24 de marzo del 2018 cuando fue arrestado mientras intentaba escapar con dos kilos de cocaína en cercanías al Parque de los Niños. El dato llamativo fue que un día antes había sido comenzado a juzgar por un hecho ocurrido en el 2014 cuando fue sorprendido en la ruta provincial 9 (Paclín) con 57 kilos de marihuana y 243 gramos de cocaína de máxima pureza.

En el 2018, Bracamonte había llegado a debate con prisión domiciliaria la cual fue revocada por esta situación. En ese año fue condenado a 8 años de prisión, la cual se le unificó, en agosto del 2020, a 12 años por el procedimiento en el Parque de los Niños.

Secuestro de dinero

Tras el procedimiento realizado el lunes por personal de la Policía Federal se conoció que además del secuestro de varios kilos de marihuana, se supo que fueron incautados 245 mil pesos. Debido a que los sospechosos no pudieron acreditar la procedencia de la plata, esta quedó en calidad de secuestro.