En el día de ayer se conoció que padres de un alumno de un colegio Quintanadenunciaron en la institución a un profesor de religión por grooming.

Hoy, en diálogo con catamarcaencana, la madre del estudiante relató como se dieron los hechos. Manifestó que tienen pruebas contra el docente y que tras darse a conocer el caso de su hijo salieron a la luz otros testimonios donde el mismo docente estaría involucrado.  Además aclaró que si bien el hecho tomó público conocimiento ayer, sucedió a fines de octubre.

“El profesor tiene un perfil excelente, una imagen intachable, hasta mi propio hijo me dijo que era un gusto escuchar sus clases, pero evidentemente esta clase de personas tienen este perfil para engañar a los chicos”, sostuvo.

La mujer contó que, durante una reunión mantenida con los directivos, se labró un acta sobre lo sucedido y quedó todo asentado, días después el docente renunció al cargo.

“Los directivos estaban consternados, no podían creer lo de este profesor”, dijo.

El miércoles a las 9.30 padres y alumnos convocan a una marcha para pedir el esclarecimiento de varios hechos denunciados en las redes sociales sobre supuestos abusos.La víctima radicó la denuncia esta tardé en sede del precinto judicial 1.

Hecho

De acuerdo con información a la que accedió este diario, un profesor de Nivel Secundario debió presentar la renuncia tras recaer sobre él una denuncia por “grooming”. Fuentes consultadas indicaron que el docente dictaba clases en el último año en un colegio confesional. Según se precisó, las autoridades escolares procedieron de acuerdo con los protocolos establecidos ante estas circunstancias. Al respecto se indicó que hace tres años el docente había establecido un contacto con un alumno a través de una red social.

Sin embargo, fue durante la pandemia de coronavirus COVID-19 que esta situación salió a luz. La madre del joven –hoy mayor de edad- dio aviso a las autoridades escolares. Entre las medidas tomadas, se apartó al docente, quien renunció al cargo y se le dio participación al Sistema de Protección de chicos y chicas