Cuando un manga llega a su final, siempre es una situación complicada y en el caso de ‘Ataque a los Titanes’ (‘Shingeki no Kyojin’) las expectativas estaban muy altas. Todavía nos quedan unos cuantos capítulos de anime para poder llegar al desenlace de la historia, pero cuando el final del manga se publicó en abril de 2021 para muchos fue una auténtica hecatombe.

Estos días la polémica se la está llevando ‘Tokyo Revengers‘ por su controvertido final, pero durante todo el año la medalla a «el peor final de manga shonen de la historia» se la habían cargado a ‘Shingeki no Kyojin’. Así que con esta etiqueta encima, es normal que su creador Hajime Isayama no quiera hablar mucho del tema.

Nunca llueve a gusto de todos

Giros inesperados sin sentido, decisiones narrativas que deshacen todo lo que se ha construido durante la trama, personajes ninguneados… Estas son algunas de las críticas que los fans han ido dejando durante este tiempo al final de su manga favorito. Aunque así suenan bastante light, las críticas y ataques contra Isayama han debido llegar a tal punto que el mangaka incluso llegó a pedir a la gente que por favor fuesen amables y respetuosos, así que a saber qué cosas ha leído o escuchado.

Durante la Anime NYC que se ha celebrado este fin de semana, Isayama por fin ha hablado en público del final de ‘Shingeki no Kyojin‘, y mediante un traductor quiso disculparse por el final del manga frente a sus fans.

«Quiero expresar mi gratitud a todos los fans. No estaba muy seguro sobre cómo sentirme con el final de la historia, estaba pasando por un momento muy difícil y me disculpo», empezó Isayama.

«Llevar todos estos sentimientos tan pesados, he estado deprimido mucho tiempo, hasta ayer, que conocí a los fans durante las firmas. Me dijeron que el final era genial y que les encantaba, y me hizo muy feliz, venir a Nueva York ha sido una gran experiencia para mi. Muchas gracias.»

Después de la disculpa de Isayama vino una ovación muy grande por parte de los fans que asistían al panel en la convención. Así que aunque una parte del fandom no esté contenta con el final, el creador también ha podido encontrarse con un sector al que le ha encantado, o que por lo menos respeta y aprecia su obra tal como es y no busca arrancarle la piel a tiras.