ES UNA MEDIDA EN ANÁLISIS
Los gremios de ATE, UPCN, SOEM y Viales solicitaron un bono extraordinario. El argumento es que la canasta básica ya supera los salarios de la administración pública.
El Gobierno estudia compensar la diferencia que se genere entre la inflación de este año y los salarios de la administración pública, que totalizarán un incremento del 46% durante 2021. Es decir que se si la inflación, hasta diciembre, supera al incremento dado, podría haber una compensación en lugar de un bono. Por ahora, es una medida en estudio, ya que antes corresponde liquidar el acuerdo por el aumento salarial del 11% que se selló en agosto.

Varios gremios se sumaron al pedido de asistencia al Gobierno provincial . Ayer se conoció que el delegado normalizador del sindicato de Vialidad Provincial, Pablo Vega, ingresó una nota por la que solicita un bono extraordinario para todos los trabajadores viales. También el gremio de ATE realizó un pedido, aunque no precisó el monto. El viernes pasado, la Unión de Personal Civil de la Nación, seccional Catamarca, había adelantado que le pedirá al Gobierno de la Provincia que pague un bono extraordinario antes de fin de año como paliativo por la situación económica. Según consideró la secretaria general del gremio, Claudia Espeche, ese extra debería ser ” entre $20.000 y $30.000″.

“Es innegable la necesidad de contar con dicho beneficio económico, ya que como usted sabrá los trabajadores viales nunca dejaron de prestar servicios en el marco de la emergencia sanitaria que afectó al mundo”, indica la nota firmada por Vega.
“Los viales, dentro del sector público, fueron y son quienes junto a Salud y Seguridad mantuvieron un trabajo constante en beneficio de toda la comunidad, es más, en pleno aislamiento muchos dejaron sus familias y prestaban servicios en el interior en los momentos más preocupantes en materia sanitaria. No se podría hablar de servicios esenciales sin la conectividad vial que permanentemente prestaron los trabajadores de Vialidad Provincial”, fundamenta la nota de Vega.

También, ayer se conoció que ATE realizó un pedido el pasado 20 de octubre, a través de una nota, donde le plantean al Gobierno la necesidad de otorgar un bono de fin de año para todos los trabajadores de la administración pública provincial, educación y municipios.

El argumento que expusieron es por la “pérdida del poder adquisitivo” de los trabajadores ante la inflación. Si bien no exigen ningún monto en particular, cuando sea aceptada la solicitud, negociarán el monto acorde a la situación.
Ahora, desde ATE esperarán reunirse con el gobernador Raúl Jalil para dialogar sobre el tema, a dos meses de finalizar el año.

Por otra parte, en diálogo con Radio Ancasti, Espeche (UPCN) había comentado que tomaron conocimiento de que en Tucumán los empleados estatales percibirán un bono de $40.000 en tres cuotas y que eso “nos ha encendido las alertas”.

“Como gremio, todos los años estamos pidiendo el bono de fin de año. El año pasado lo hemos cobrado, este año también lo vamos a solicitar al gobernador. Algo hemos hablado con el ministro de Trabajo (por Ariel Luna) con respecto a esto en reuniones que tuvimos por otros problemas, pero creemos que es necesario para paliar los últimos meses del año”, opinó Espeche.
En esa línea, insistió en que los estatales “estamos con unos sueldos muy bajos y la canasta básica cada vez es más elevada”. “La verdad que los compañeros necesitan sí o sí tener un paliativo de fin de año. Creemos que por lo menos tenemos que hablar de 20.000 o 30.000 pesos para poder decir que estamos más o menos paliando el último mes del año”, consideró.

Espeche fundamentó que la canasta básica “está superando los 70.000 pesos y nosotros tenemos sueldos promedio de entre 52.000 y 68.000 pesos”. Tras un extenso conflicto, el SOEM también adelantó que pedirá un bono extraordinario para fin de año. En el caso del gremio municipal logró el mejor acuerdo salarial de la provincia, con un incremento interanual del 51,2% que garantiza que ningún municipal perciba menos de $ 50.000.

El planteo gremial surgió justo cuando se conoce que el Gobierno de la Provincia firmó un decreto acuerdo para disponer que los fondos que percibió la Provincia por arriba del presupuesto 2021 sean destinados a gastos de personal, entre los que se encuentran el pago de sueldos. Se trata de un “excedente” de $7.357.000.347.