“Resulta doblemente gratificante reivindicar la figura del autor del famoso poema gauchesco al designar al presente edificio con su nombre y, en simultáneo, quitar de un sitio emblemático ubicado frente a la Casa de Gobierno y de la Plaza de Mayo, la figura de la familia Martínez de Hoz”, se resaltó en el documento.

Si bien reconocieron que este es un apellido “también de trascendencia en la historia nacional”, las autoridades del organismo de inteligencia señalaron que “el origen de la riqueza” de esta familia comenzó “a partir de negocios relacionados con el tráfico de personas destinadas a la esclavitud, cuyas ganancias permitieron la adquisición de las primeras hectáreas ubicadas en el sur de la Provincia de Buenos Aires”.

Además, recordaron que esas propiedades “luego se vieron multiplicadas gracias a los beneficios generados por la llamada ‘Conquista del Desierto’”, hasta que “el nieto del iniciador de la fortuna familiar, José Alfredo, en 1866, fue uno de los fundadores de Sociedad Rural Argentina y poco después del Jockey Club y del Club del Progreso, organizaciones de la sociedad civil que convocaban al grupo más selecto de los grandes terratenientes de la Argentina”.