Los bajos índices de ocupación de camas, la caída en la tasa de contagios diarios y
el constante avance de la campaña de vacunación contra el coronavirus llevan al
Gobierno a replantearse qué función cumplirá el edificio donde se encuentra el
monovalente Carlos Malbrán, lugar que antes de la llegada de la pandemia cumplía
funciones sociales como Centro de Integración e Identidad Ciudadana (CIIC). En este
marco, el gobernador Raúl Jalil comentó que el Malbrán podría cerrar antes de fin de
año y que el personal sanitario de allí sea trasladado directamente a los barrios.

El jefe de Estado local hizo un repaso de las medidas sanitarias que se tomaron
cuando comenzó la pandemia y cómo se encuentra la situación epidemiológica actual
en la provincia. En este sentido, recordó que Catamarca tomó dos medidas claves
para morigerar el impacto de la pandemia: “El barbijo o tapabocas y, el monovalente
Carlos Malbrán”. A la vez, Jalil comentó que “el hospital tiene menos del 20 por ciento
de ocupación de camas hace varios días” y que de continuar la tendencia, habrá que
cerrar el monovalente y modificar la función del edificio.

“En algún momento vamos a tener que tomar una decisión”, dijo el mandatario en
diálogo con El Destape. Jalil aclaró que durante un tiempo más el Malbrán continuará
con su función sanitaria, es decir, “dejarlo preparado por las dudas ocurra algo más”.
No obstante, consideró que se debe emular lo que hacen otras naciones: “Como
hicieron en otros países asiáticos, cerrar los hospitales monovalentes”.

En este orden de ideas, estimó que el Malbrán cerrará sus puertas a finales de este
2021. “Calculo que antes de fin de año”, dijo en este sentido el gobernador para
explicar qué sucederá con el personal que presta funciones en el centro de atención
para casos de coronavirus. “La gente que trabaja en el hospital, porque nombramos
mucho personal en la pandemia tanto en el sector salud como en el de seguridad, va
a ir a trabajar a los barrios”, señaló. En este sentido, Jalil apuntó que la atención se
enfocará en las personas que ya estuvieron contagiadas sin dejar de lado los nuevos
casos.

Para el caso, indicó que la idea es atender “sobre todo en lo que es el poscovid y
esto significa desarrollar un plan para que la gente esté mejor saludablemente”.
“Observamos que la mayor cantidad de personas internadas fue por problemas de
obesidad; además, están las enfermedades o secuelas que producen el Covid, así
que vamos a hacer equipos para que se trasladen a los barrios”, desarrolló el
concepto el mandatario.

El Esquiú