El único detenido estaba condenado por otros asaltos