CFK había dicho : “No se puede hacer una quita porque el estatuto lo prohíbe, pero también prohíbe prestar para fugar capitales. Por qué vamos a hacer valer una prohibición y la otra no”.

Rice evitó cualquier especulación cuando aseguró: “Definitivamente, no hubo una violación de la reglamentación del FMI, para que quede claro”.

En su presentación del miércoles, ante la Cámara de Diputados, el ministro Guzmán, dijo: “Todas las partes tienen responsabilidad: Argentina, los bonistas que decidieron apostar a un modelo que fracasó, y el FMI”.

Ese mismo día, en su habitual contacto con la prensa, Gerry Rice señaló: “Estamos muy comprometidos para ayudar y apoyar el gobierno argentino y al pueblo tanto como podamos”.

El vocero del FMI concluyó su clara respuesta con un tono conciliador: “Tenemos un diálogo muy activo entre el staff técnico y el Gobierno. Caracterizamos este dialogo como constructivo.”

Y agregó: “Sigo pensándolo así: compartimos los objetivos del Gobierno para estabilizar la economía y proteger a los más débiles con un crecimiento inclusivo”.