Encuentran un increíble campo repleto de Ferraris clásicas abandonadas