Los contagios también van en aumento, pasando de 28.752 a 33.089, a la par que el país adquiere tests masivamente para aumentar su capacidad de detección. Del total de infectados, 3.355 se han curado y 2.355 están en unidades de cuidados intensivos, según las mismas cifras.

 
El número de fallecimientos se duplicó en apenas tres días en el país, el segundo más afectado de Europa por este virus por detrás de Italia.

Del total de infectados, 3.355 se han curado y 2.355 están en unidades de cuidados intensivos, según las mismas cifras.

En su parte diario, el director de emergencias sanitarias, Fernando Simón, indicó que el porcentaje de enfermos críticos disminuyó en los últimos días del 15 al 13% del total, lo cual “da cierta esperanza de que el problema se va conteniendo”.

La región de Madrid es la más castigada por la epidemia, con un 32% de las infecciones y el 58% de los fallecimientos.

Para frenar la epidemia, el gobierno español declaró el 14 de marzo el estado de alarma para decretar el confinamiento casi total de la población, situación que quiere alargar hasta al menos el 11 de abril.