El presidente Evo Morales se declaró ganador en primera vuelta tras completarse en un 98% el recuento de votos de las elecciones presidenciales.

“Ya ganamos en la primera vuelta, falta por computar 1.58%, pero ya ganamos con el voto rural”, manifestó el presidente en una rueda de prensa.

En tanto, su rival, el ex presidente Carlos Mesa, segundo en los cómputos, anunció la formación de una alianza para defender el voto y acusó a Morales de un “monumental fraude” para reelegirse.

El sistema electoral boliviano da la victoria al candidato con al menos el 50 por ciento más uno de los votos o el 40 con diez puntos de ventaja sobre el segundo, pero si no alcanza estos porcentajes, los dos más votados van a segunda vuelta.