sábado, diciembre 4, 2021
Inicio Nacionales y Mundo Festival de políticos, gremialistas, empresarios y famosos en las disputadas elecciones de...

Festival de políticos, gremialistas, empresarios y famosos en las disputadas elecciones de Independiente

Los opositores al moyanismo se reunieron el jueves pasado para analizar las consecuencias del enfrentamiento entre las barras del club. El martes, dos bandas de hinchas zanjaron su rivalidad a los tiros. El desborde ocurrió en pleno centro de Avellaneda, a pocos metros de la sede partidaria de Mitre y España. Si bien se suelen juntar en el restaurante Osaka, de Puerto Madero, los aspirantes a presidir Independiente esta vez optaron por un lugar más reservado. La cita se concretó en la casa de Gustavo Lema, gerente de la empresa de electricidad Jeluz. Lema es uno de los militantes más activos del espacio que competirá en las elecciones del 19 de diciembre. 

Hasta la casa de country ubicada en Hudson, al sur del Gran Buenos Aires, llegaron los referentes de las agrupaciones rojas que intentan desbancar a Hugo Moyano. Estuvieron el diputado Cristian Ritondo, el conductor televisivo Juan Marconi, el dueño de la cadena Pertutti Fabio Fernández y el mítico sindicalista Luis Barrionuevo. Ese heterogéneo colectivo se completa con: el intendente de Lanús Néstor Grindetti; el extenista Gastón Gaudio; el periodista Enrique Sacco, pareja de María Eugenia Vidal; y el economista Martín Redrado, a su vez la esperanza massista para asumir como Ministro de Economía. 

Con perfil público más bajo, esa alianza amplia incluye a otras figuras ubicadas a mitad de camino entre la política y los negocios: el dueño de los kioscos Open 25 Jorge Damiani; al exfuncionario de Desarrollo Social Carlos Montaña y al exsecretario de Convivencia y Seguridad de Independiente Daniel Seoane. 

Cercano a Sergio Berni, Montaña fue uno de los funcionarios renunciados de Desarrollo Social en el 2020. Fue a raíz del supuesto pago de sobreprecios en la compra de alimentos durante la gestión de Daniel Arroyo. La presencia de Montaña en la boleta que peleará por la presidencia de Independiente, pese a su pedigrí kirchnerista y su salida abrupta del gobierno, le resulta funcional a Grindetti y Ritondo. ¿Por qué? Ambos dirigentes macristas buscan diluir el color amarillo PRO de la lista que pulseará con el moyanismo en diciembre. Quieren evitar que la votación futbolera sea leída en clave grietera: moyanismo (afín al Frente de Todos) vs. la versión roja de Juntos por el Cambio.

Se trataría de una visión simplista por varios motivos. El principal es que el llamado grupo Champagne, liderado por Ritondo, formó parte de la Comisión Directiva de Moyano hasta hace poco. El diputado Ritondo, el empresario gastronómico Fabio Fernández (extesorero de la primera gestión de los Moyano), Carlos Montaña (exvice segundo del club) y Daniel Seoane fueron parte de la actual gestión.

Sobre ese punto machaca el tercer armado en puga. Su frontman es un conocido empresario de la industria del entretenimiento: Daniel Grinbank. “No compartimos el proyecto que expresa Ritondo. La unidad tiene que ser por un proyecto común. Y de ninguna manera los gestores de este desastre pueden estar en nuestro espacio, cuando hasta diez minutos estaban junto a Moyano”, señala Grinbank ante elDiarioAR.

Al frente de cuatro tribus rojas, Grinkank anticipa que no pretende ser candidato a presidente. “Somos la oposición al moyanismo y al PRO aliado a Barrionuevo. Ellos quieren dirimir en Independiente cuestiones políticas y gremiales. Nosotros priorizamos el club. Somos anti-grieta”, afirma.

Hugo va por su tercer mandato

El jefe camionero de 77 años gobierna el club de Avellaneda desde 2014. Sacó el 70 por ciento de los votos. Y en 2017 fue reelecto con el 89 por ciento. Esa victoria holgadísima le permitió dominar las asambleas de socios, en las que impone su mayoría a piacere. En su segundo mandato, sin embargo, se profundizó la crisis económica y futbolística del Rojo. La actual deuda de Independiente, dato que se corroborará en la inminente presentación del balance del 2021, supera los 60 millones de dólares. 

A pesar de ese panorama, Moyano ya confirmó que irá por un tercer mandato. Lo reafirmó a través de su mano derecha, Héctor “Yoyo” Maldonado. “El candidato del oficialismo va a ser Hugo. Está muy entusiasmado en seguir y dar vuelta la situación del club”, afirmó Maldonado días atrás. Y aprovechó para despegarse de cualquier tipo de vinculación con los barras del club. 

La crisis futbolística y financiera impactó al interior del esquema moyanista. El sindicalista Sergio Palazzo, secretario general de La Bancaria y candidatos a diputados del FdT se corrió de la gestión. Si bien había ganado protagonismo y presencia diaria en la administración, Palazzo pasó a un segundo plano. Lo hizo en parte porque no alcanzaba los diez años de antigüedad para ir por la presidencia del club. Pablo Moyano también bajó su perfil. El hijo mayor de Hugo está distanciado de Yoyo Maldonado. Secretario adjunto de Camioneros y vice primero rojo, es casi un hecho que Pablo no será el compañero de fórmula de Hugo. Otro Moyano cobró relevancia en compensación: el menor de la familia. 

Se trata de Jerónimo Moyano, de 21 años. Por voluntad del pater familias, Jerónimo quedó a cargo de la recientemente creada Fundación de Independiente. En el acto de lanzamiento estuvo Fabiola Yañez, que ofició de madrina. Jerónimo se convirtió en una especie de embajador del moyanismo en la relación con la quinta de Olivos. En julio pasado visitó a la primera dama en la quinta presidencial. 

“Me reuní con Fabiola Yañez y articulamos proyectos solidarios en conjunto con el Club Atlético Independiente y el Sindicato de Camioneros”, explicó Jerónimo Moyano en su cuenta de Instagram.

En el espacio de los opositores comandado por Grindetti y Ritondo, todavía no está definido quién se postulará para la presidencia. Ni el intendente ni el diputado PRO están dispuestos a ocupar ese cargo, en paralelo a su actividad política. Se anotaron, en cambio, para el puesto de vice primero o segundo. Marconi podría completar la fórmula. Según averiguó elDiarioAR, a Quique Sacco no le alcanza la antigüedad como socio para aspirar a la presidencia. Recién en febrero del año próximo cumplirá los diez años consecutivos con el carnet al día.

El periodista dirige una unidad de negocios de Warner Media, que pelea por los derechos de televisación del fútbol local. En una entrevista con este medio, Sacco argumentó además que desistió de postularse tras una charla con María Eugenia Vidal. 

Gaudio tampoco llega a los diez años. Pero el espacio opositor pretende que el ganador de Roland Garrós se comprometa con la campaña para desbancar a Moyano. En paralelo ya la idearon una subcomisión orientada a la búsqueda de sponsors. 

El extenista se volvió una suerte de lobbista y mediador con los jeques qataríes. Especialmente, para el mecenazgo global en el fútbol. En julio de 2016, el presidente Mauricio Macri recibió al emir Tamin bin Hamad Al Thani en compañía de Gaudio.

Por fuera del joint venture entre macristas, Barrionuevo, Gaudio y Redrado se ubica Patricia Bullrich. Hincha del Rojo, la presidenta del PRO juega una ficha como outsider de la mano del exfutbolista e ídolo de Independiente Daniel Bertoni. Tras el tiroteo en pleno centro de Avellaneda, la Piba aprovechó para difundir un video junto a Bertoni y el candidato a diputado Gerardo Milman. “Se tienen que ir las mafias y los barrabravas”, se quejó la exministra de Seguridad. Pese a ese interés, la relación de Bullrich con Ritondo y Grindetti no pasa por un buen momento. Al contrario, el vínculo está entre frío y congelado.

Respecto a los favoritismos, los tres colectivos se muestran optimistas. El moyanismo arrasó hace cuatro años y cuenta con un piso de asociados fieles. “Afilió miles de camioneros que son voto cautivo”, denuncian los opositores. En ese punto, negado por el oficialismo, coinciden los macristas y Grinbank. Lo cierto es que una elección con baja participación (menos de 12 mil votantes) podría favorecer al camionero. Por eso el anti-moyanismo pretende que se vote en la cancha, un domingo de partido y que participen los socios ajenos a las internas, a los barras y a la militancia más intensa del club. 

AF