El Monotributo tendrá una importante suba en el comienzo de 2022 y sumará presión a los contribuyentes en medio de un fuerte contexto inflacionario
Los aportes de los monotributistas subirán casi 53% a partir del 2022, lo que sumará presión al bolsillo en un escenario de alta inflación.

En la misma proporción se incrementarán los topes de facturación de cada categoría. El aporte se ajustará desde enero según el incremento acumulado por las jubilaciones en el 2021, que arrojó 52,6%, consignaron fuentes oficiales.

Ese es el nivel de suba que se les debería aplicar a los valores de facturación admitida en cada categoría. Lo mismo aumentarán los importes correspondientes al componente impositivo y los aportes al sistema previsional y a la obra social, en los casos que corresponda.

Nuevos valores

Entonces, al aplicarse para 2022 un alza de 52,67% sobre la tabla hoy vigente, es posible estimar que las facturaciones máximas para estar en el régimen llegarán a $3.969.420 (actividades de servicios) y $5.648.790 (monotributistas dedicados al comercio). Tener ingresos superiores obligará a los contribuyentes a dejar el sistema del monotributo para pasar al régimen general.

En la categoría A, la más baja, se podrá tener ingresos de hasta $564.879, mientras que en la B el tope será de $839.685 anuales.

En tanto, los valores de lo que se paga mensualmente, sumando el componente impositivo y los aportes a la obra social y al sistema jubilatorio, se ubican desde julio en un rango que va de $2646,22 (categoría A, cualquiera sea la actividad) a $19.912,74 (categoría K, solo admitida para comercio). Y el año próximo pasarán a ubicarse, con el reajuste, en cifras de entre $4040 y $30.401, aproximadamente.

Las fuentes de la AFIP recordaron, sin embargo, que el organismo impulsa la aprobación de un proyecto de ley que busca liberar a quienes estén en las categorías A, B y C del pago de la parte impositiva de la cuota mensual, que hoy en el escalón más bajo es de $228,63. Por ahora, esa iniciativa, que fue anunciada en octubre pasado, no tiene fecha prevista para ser considerada por el Poder Legislativo.