En las próximas horas el ex docente de religión del colegio padre ramón de la Quintana volverá a concurrir a la fiscalía de calle Junin al 600 para ser indagado nuevamente ?el martes se presento de manera espontánea y fue imputado e indagado por grooming continuado- por el delito de grooming a raíz de tomar conocimiento la fiscalía de dos nuevas denuncias en su contra.

Las presentaciones judiciales fueron realizadas por un ex alumno en la unidad judicial n 1 y otra por una alumna, las identidades se preservan por el tipo de delito, quienes aseguraron ante las autoridades haber sufrido acoso por parte del profesor cuando les enseñaba la materia de religión.

De acuerdo a la información judicial a la que se tuvo acceso los jóvenes indicaron al momento de la denuncia que se animaron a acusar a Olivera al enterarse por los medios de comunicación que se lo había indagado e imputado por el acoso que sufrió, al igual que ellos, otro joven del colegio quintana.

Asimismo voceros de la causa señalaron que en razón de la fecha en la que habrían ocurrido los hechos la causa fue girada a la fiscalía de instrucción N 8 a cargo de la Dra. Miriam López quien será ahora la que llevara adelante la investigación del expediente.

Ahora se aguarda que en las próximas horas Olivera sea citado por simple citación o bien se presente nuevamente de manera espontánea tal como le hizo el martes al mediodía y se ponga a disposición de la justicia para ser indagado.

La imputación sería la misma, «grooming continuado» aunque seguramente será agravada por la cantidad de víctima. Desde la justicia no se descarta que se sigan sumando más denuncias en contra del ex docente de religión. Una de las víctimas se constituirían como querellante y solicitaran la inmediata detección de Gabriel Olivera tal ocurriera con Jonathan Sánchez Pedraza quien fuera condenado por Groming en agosto pasado a 4 años y seis meses de prisión efectiva.