Saadi tomó posesión del cargo de manos del intendente saliente y gobernador electo, Raúl Jalil, quien en un breve mensaje se mostró “orgulloso” de entregarle el municipio a “un amigo y compañero”.

El flamante intendente tomó juramento a los nuevos funcionarios designados para ocupar las diez Secretarías (ver cuadro), además del Fiscal Municipal en comisión, de quien enviará los pliegos al CD, dos subsecretarías y una directora general. En su primer discurso al frente del municipio, le pidió a su equipo que “nunca olvidemos que somos servidores públicos”. “Debemos dar el máximo ejemplo y trabajar con eficacia y honestidad”, arengó.

“Quiero agradecerles la confianza a quienes nos acompañaron en este proyecto, a los que nos votaron y a los que no. Creo que la participación de todos los sectores es muy importante. El disenso y el debate nos harán nutrir la democracia de la ciudad.

Asumimos el compromiso de trabajar para todos los vecinos sin distinción  y con el objetivo de tratar de mejorar la calidad de los capitalinos. Vamos a escuchar cada sugerencia, cada demanda y también cada crítica. No somos los dueños de la verdad”, expresó el Intendente.

En este sentido, y aunque se mostró esperanzado en que la situación mejore “para todos”, aseguró que “los que vienen no son tiempos sencillos”. “La situación del país es compleja, y la provincia y el municipio no son ajenos a ella. Vamos a administrar los recursos con mucha responsabilidad, honestidad, austeridad y fundamentalmente mucha eficiencia”, señaló.

Por otra parte, Saadi adelantó que convocará a sesiones extraordinarias al CD y explicó parte del temario que propondrá. En principio, hay cuatro proyectos: Uno que propone la obligatoriedad de definir los procesos de desarrollo para los próximos 10 años, como el inicio del plan “Catamarca Ciudad 2030” que anunció en campaña; otro para prohibir que se utilice el nombre de un intendente o un funcionario para publicitar obras de gobierno (“No corresponde que un vehículo o una obra tengan el nombre de Gustavo Saadi, la gestión es de todos los vecinos”, dijo); y otro para prohibir pegatinas de afiches fuera de los espacios autorizados. El último sería el de Ordenanza Impositiva, que aún se está trabajando.

En ese sentido, dijo que su relación con el CD será “en base a los consensos” y que “no nos vamos a amparar en la supremacía de los números”.