La medida es a los efectos de lograr concientizar a la población y disminuir los focos ígneos en las zonas más críticas, en especial los departamentos que integran el valle central.

“Si bien la temporada alta de incendios inicia aproximadamente en mayo, conjuntamente con la época seca de la provincia, este 2019 concluye con una cantidad inusual de siniestros intencionales y por tal motivo se decidió con el secretario de Medio Ambiente, Nicolás Verón, reforzar los monitoreos preventivos en todo el territorio provincial, haciendo hincapié en las zonas más comprometidas como ser Capayan, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú” dtalló el funcionario.

“También se acordó avanzar con las denuncias policiales a las personas que se detecten realizando este tipo de actividad, ya que en las zonas antes mencionadas los incendios forestales intencionales son cada vez más frecuentes y no podemos permitir que se continúe con éste accionar” concluyó

Así mismo se proyectan actividades informativas, de concientización y talleres en todos los municipios para comenzar con campañas preventivas durante todo el 2020.