El mandatario recibió en su despacho para entregar los instrumentos de designación a los comisarios generales Daniel Avelino Caliva y Mario Esteban Romero, quienes de ahora en adelante se desempeñarán como jefe y subjefe de la Policía provincial respectivamente.

El jefe saliente, comisario Orlando Quevedo, asumió sus funciones como nuevo secretario de Seguridad de la provincia, dependiente del Ministerio de Seguridad.

Además, fueron designados nuevos jefes encargados de dos áreas principales para las políticas de seguridad. Por un lado, el comisario Juan Enrique Ramos fue designado al frente de la Dirección de Drogas Peligrosas, mientras que el comisario Fabián Rosendo Cárdenes asumirá funciones al frente de la División Investigaciones.