El primer mandatario dialogó con productores, quienes manifestaron sus inquietudes y la necesidad de que exista una Ley que ampare a los semilleros. “La idea de Corteva es seguir con la producción en el NOA. Tenemos proyectos para incrementar la superficie y todo lo que ayude a incrementar el trabajo lo vamos a hacer”, dijo Leandro Albanese, uno de los trabajadores de la empresa.

El Gobernador manifestó su agradecimiento por el esfuerzo que realiza la empresa para generar trabajo en la jurisdicción y afirmó: “Quiero invitarlos a que sigan invirtiendo en Catamarca”.

Luego, se dirigieron a Campo Yaquicho, empresa que se dedica a la producción, almacenamiento y comercialización de diferentes cultivos como soya, maíz y trigo y tiene su establecimiento principal en Los Altos. En 2020 lanzó una nueva unidad de negocio, la producción y exportación de legumbres a través de la marca: omarket, de Campo Yaquicho.

“Nosotros realizamos un proceso de producción de semilla entre Bayer y Campo Yaquicho, con el cual trabajamos para multiplicar y poner a disposición del productor el año que viene, la necesidad de la demanda para sembrar”, sostuvo uno de los encargados de Campo Yaquicho.

Además de los 740 empleos directos que estas empresas otorgan en el Este, el crecimiento del empleo formal alcanza también a los denominados empleos indirectos ya que, según explicó el intendente Barot, las empresas contratan desde servicios de transporte para el traslado de los empleados, hasta cocineros y personal de limpieza.