Efectivos de la Comisaría Octava se constituyeron en el ingreso de la Quebrada de Moreira, en donde encontraron a una mujer que les manifestó que su hijo de apellido Tapia Herrera (20) había ingresado al lugar a practicar enduro y no había regresado, por lo que el personal policial interviniente y el Grupo Especial de Rescate (GER) montaron un operativo de búsqueda y rastrillaje, encontrando en la zona de La Aguada el rodado mencionado. Horas después, a unos 10 km hacia el punto cardinal Oeste, por el camino viejo a El Rodeo, los policías encontraron al joven que se habría desorientado y estaba en buen estado.