La fábrica de galletitas Tía Maruca está al borde de la quiebra: puede haber 400 despidos