El Stade de France de París será el escenario de la final de la Liga de Campeones, el 28 de mayo, en lugar de San Petersburgo, anunció este viernes la UEFA, que ha retirado la organización a esta ciudad en reacción por la invasión de Ucrania por el ejército ruso.

El estadio de las afueras de París ya albergó la final de la Champions en 2006, en la que el Barcelona derrotó al Arsenal.

Por otra parte, la UEFA decidió que todos los partidos en los que equipos rusos y ucranianos jueguen como locales se disputarán en terreno neutro “hasta nueva orden”.

Esta decisión afecta sobre todo al partido del Spartak de Moscú en la Europa League, pero no el de repesca para el Mundial-2022 entre Rusia y Polonia previsto el 24 de marzo en Moscú, un encuentro que depende de la FIFA.