Menú vegetariano para un diputado en el acto del peronismo porteño

En la mesa número 1 frente perpendicular al escenario se sentaron históricos referentes del peronismo. En el centro de uno de los lados estaba Alberto Fernández, a su derecha María Rosa Muiños, diputada de la Ciudad y a su izquierda Juan Manuel Olmos, líder del Nuevo Espacio de Participación (NEP), anfitrión del locro para 2500 personas por el 25 de Mayo en el club Ferrocarril Oeste.

Del mismo lado estaban Víctor Santa María y Daniel Filmus además de Mariano Recalde y Carlos Tomada. Cada cual sabía perfectamente dónde sentarse: sus nombres estaban escritos en cada silla. Frente al precandidato presidencial se ubicó su amigo Eduardo Valdés y a ambos lados suyo Jorge Taiana y Juan Cabandié y Ginés González García y Felipe Solá, María del Carmen Bianchi, Guillermo Olivieri, entre otros.

Hubo en las mesas dos empanadas por persona y un generoso plato de locro (cocinaron cerca de mil kilos), además de una bandera argentina para cada uno, pan, gaseosa y buen vino.

Cuando se sentó Fernández saludó a Cabandié: “Vos tuviste que ver”, le recordó sobre el acercamiento que el diputado nacional tuvo con él y el impulso a la reconciliación con Cristina Kirchner en la que tejió también Valdés.

Pero eso no fue lo que sorprendió sino que antes de que repartieran el locro a Cabandié y a su mujer Cecilia Segura, presidenta de la Auditoría General de la Ciudad, le acercaron una cajita de telgopor a cada uno con ensalada y papas dentro. ¿La razón? el diputado nacional y la auditora son vegetarianos y no se tientan ni el 25 de Mayo.

El ‘plato’ sin carne que sirvieron al diputado nacional en el locro peronista
El ‘plato’ sin carne que sirvieron al diputado nacional en el locro peronista

Seguí leyendo Círculo Rojo