Investigará posibles violaciones a los derechos humanos durante las recientes protestas
Misión de la ONU llegará a Santiago este lunes y estará cuatro semanas en Chile
El grupo de expertos “intentará reunirse con cargos del Gobierno, representantes de la sociedad civil, víctimas, instituciones nacionales de derechos humanos y otros implicados para recoger información de primera mano”, informó la portavoz de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos Ravina Shamdasani.

Ex presidenta Chileeldiariodecatamarca.com

La misión de la ONU que investigará posibles violaciones a los derechos humanos durante las recientes protestas estará formada por tres expertos, llegará a Santiago el próximo lunes y trabajará sobre el terreno hasta el 22 de noviembre.

El grupo de expertos “intentará reunirse con cargos del Gobierno, representantes de la sociedad civil, víctimas, instituciones nacionales de derechos humanos y otros implicados para recoger información de primera mano”, informó la portavoz de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos Ravina Shamdasani.

Naciones Unidas señaló que la alta comisionada de la oficina, Michelle Bachelet, tomó la decisión de enviar esta misión a raíz de que un grupo de parlamentarios chilenos se lo solicitara, aunque recalcó que el Gobierno también emitió una invitación formal.

Fue el mismo Presidente Sebastián Piñera que tomó contacto telefónico ayer con la exMandataria, solicitándole la visita de observadores.

La misión, cuyos componentes no han sido revelados, visitará varias ciudades del país en las que se han registrado incidentes violentos y trabajará junto a la sede regional de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, situada en Santiago y además explicaron que “visitarán otras ciudades alrededor del país”.

Los expertos investigarán los informes que la ONU ha recibido sobre presuntas violaciones de las normativas internacionales sobre el uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad, pero también denuncias de crímenes cometidos por otros actores en las protestas.

La declaración además precisó que se comunicará con las otras oficinas alrededor de Sudamérica para poder estudiar cuáles son las raíces de las protestas.

Fuente: La Tercera