Fernando Morales, empleado del organismo, manifestó que van a seguir en pie de lucha ya que, por proyecto, el edificio les pertenece y la actual gestión de gobierno se lo cedió al ministerio de planificación, “no vamos a tolerar que las autoridades en Catamarca se manejen con impunidad y soberbia”.

Morales, sostuvo que “es un edificio que se vino gestando desde 2013, la refuncionalización de la manzana de Turismo era destinada a los empleado de Turismo y lamentablemente desde los primeros días de enero se mudó el ministerio de planificación y ocuparon nuestras oficinas. Nosotros estamos en un edificio que tiene un metro de ancho, humedades en los techos, en las paredes, en los pisos, sin baños que funcionen y nunca nos hemos quejado porque sabíamos que venía un nuevo edificio”.