El miércoles a la tarde, la Policía, por orden de la fiscal de la Circunscripción Judicial Nº 3, Verónica Saldaño, ordenó la detención de los hermanos Hortencia, Evelia y Santiago Morales, quienes se opusieron a que les derribaran un alambrado de su propiedad para permitir el paso de camiones de tránsito pesado que se dirigen hacia el proyecto Fénix, que desarrolla la empresa Livent. Ayer a la tarde, la Fiscalía dispuso la detención de otro de los hermanos Morales, cuando habría concurrido a visitar a los tres detenidos. Hoy, vecinos y familiares se movilizarán hacia la Fiscalía de Belén para reclamar la liberación. 

En dialogo con FM REPUBLICA 100.1, Alfredo Morales, hermano de los detenidos manifestó que “mi familia nunca se negó a la apertura de este camino alternativo que nos habían pedido para permitir el paso de los camiones que se dirigen hacia el emprendimiento minero Fenix, nosotros solo pedímos que se construyan los cercos perimetrales para evitar la salida de nuestros animales, porque nosotros vivimos de eso, pero esta gente de la policia y la justicia vinieron a atropellarnos y nos golpearon y se llevaron a mis hermanos y mi madre, que es una mujer de 80 años detenidos y todavia no sabemos porque los detuvieron”

“Nosotros no somos antimineros como se dijo, nosotros no estamos en contra de la actividad, simplemente pedíamos que se nos respete y las autoridades locales y la empresa no solo no nos respetó sinó que ademas vinieron a agredirnos y querer quitarnos algo que nos pertenece desde hace muchisimos años”

Alfredo relató que la policía en ningún momento quiso exhibir un papel donde constase la orden del fiscal de Belén, y pese a ello empezaron a desmontar los postes y los alambrados.

Agregó Morales que “había un acuerdo entre la familia y el intendente de Antofagasta de la Sierra mediante el cual nosotros  aceptabamos ceder el paso para tránsito pesado por sus tierras, pero desde el mes de abril había quedado todo en la nada, hicieron el paso, pero no cumplieron con el alambrado, como había quedado el intendente. Entonces el propio intendente tomó la decisión de cerrar el paso con el alambrado para evitar la pérdida de animales –agregó-. Luego hablamos con las nuevas autoridades de Vialidad y se llegó a un acuerdo común para hacer bien el paso, con alcantarilla, con guarda ganado, con todo lo necesario y recién se iba a dar el paso formalmente”. 

Mas tarde Alfredo Morales, hermano de los detenidos nos contó que “Ayer nosotros nos encontrábamos trabajando en la tarea de esquila y de repente vemos un grupo de personas uniformadas con dos móviles y nos dicen que tenían que actuar de oficio por orden del Juez. Empezamos a pedirle los papeles para ver si era cierto y nunca nos mostraron nada. Por supuesto todos  fuimos hasta el lugar para impedir el paso de los policías porque no estaban respetando el acuerdo, pero cuando llegamos ya los policías habían sacado parte del alambrado, con el riesgo que esto significa de huida de nuestros animales. Además habían roto los postes. La policía empezó a sacar a las personas por la fuerza incluido a mi madre que fue arrastrada por 5 policías varones. Además la habían golpeado, está totalmente dolorida y con muchos moretones en los brazos”, relató.