CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El zaguero argentino Gustavo Cabral anotó un gol en el segundo tiempo el lunes por la noche y Pachuca rescató un empate de 1-1 ante Chivas para mantenerse como el único equipo sin triunfos en el Clausura mexicano.

Jesús Molina conectó un remate de cabeza para adelantar a los visitantes a los 28, pero Cabral niveló a los 48 con remate dentro del área chica y los Tuzos tuvieron la oportunidad de llevarse el triunfo a los 88 con un penal cobrado por Roberto de la Rosa que fue detenido por el arquero Raúl Gudiño.

Con el resultado, los Tuzos lograron su tercer empate en las siete fechas del Clausura y con sus tres puntos se mantienen en el fondo de la clasificación.

Chivas hilvanó su segundo empate consecutivo y alcanza siete puntos para colocarse en la 12da posición.

Se trata de un inesperado inicio de torneo para el Guadalajara, que fue semifinalista el torneo anterior.

Chivas tomó la ventaja en una jugada de tiro de esquina por derecha cobrado por Alexis Vega, en la que Molina aprovechó la mala marcación de la zaga visitante para conectar remate de cabeza que dejó sin oportunidad al portero argentino Óscar Ustari.

Antes del descanso, el delantero José Juan Macías pudo ampliar la ventaja del Guadalajara con un remate dentro del área, pero el zaguero colombiano Óscar Murillo estuvo atento para desviar la pelota.

Pachuca niveló el encuentro en otra jugada de tiro de esquina en la que el argentino Mauro Quiroga conectó remate de cabeza y la pelota le quedó a Cabral, quien cayéndose alcanzó a puntear la pelota con la pierna derecha para superar al portero Raúl Gudiño.

Los Tuzos coquetearon con la segunda anotación en un par de ocasiones, ambas con remates de cabeza de Quiroga, el primero a los 52 se estrelló en el poste derecho y el segundo, a los 54, golpeó el travesaño.

Chivas estuvo cerca de llevarse el triunfo a los 81 con un tiro de Uriel Antuna que fue rechazado con problemas por Ustari.

Pachuca desperdició una gran oportunidad en un penal cobrado por De la Rosa, quien lo intentó rasante y a mano derecha de Gudiño, quien recostó a su costado derecho para contener la pelota.

Infobae