A través del decreto 96/2019, publicado en el Boletín Oficial, se determinó: “Prohíbese adquisición y uso de pirotecnia”. Luego de pasar navidades con pocos heridos en todo el país por el uso de la piroctenia, se busca que a través de campañas de concientización se termine con su uso.

 En el texto oficial se afirma que “existen diversos estudios científicos que permiten comprobar que el uso de artículos y artificios de pirotecnia, de estruendo o sonoros afecta la calidad auditiva de la población”.  

Y en ese sentido añade que por el uso de pirotecnia se ven afectados “los sectores más vulnerables de la sociedad entre los que se encuentran los niños y las niñas, los ancianos y las ancianas, así como también a la fauna y al ambiente en general”.