Sin bien aclaró que no existirían problemas que el IPV se encuentre bajo la “tutela” de un ministerio, advirtió que esto no debe significar que pierda la autarquía que actualmente mantiene por disposiciones legales.
Es en este marco es que expresó su preocupación, ya que advierte que el Ejecutivo hasta la fecha no aclaró específicamente cómo será la estructura del Ministerio de la Vivienda y del IPV. “No queda claro lo que quiere hacer el Ejecutivo con estas modificaciones”, aseguró.
El diputado recordó que cuando se aprobó la ley que modificaba el organigrama del Ejecutivo provincial, pasando de ocho a 17 ministerios, se aceptó que el Gobierno pueda definir por decreto la organización interna y funciones de cada área, con la obligación de que envíe estos instrumentos a la Legislatura para su conocimiento y análisis.
Monti afirmó que hasta la fecha no se remitió ningún decreto y que al menos los diputados de la oposición están esperándolos para conocer cuál será el destino del IPV. “Esperamos que envíe cuanto antes esos decretos para conocer la legalidad de los mismos y analizar los pasos a seguir”, advirtió. 
Otro que expresó su preocupación por el futuro del IPV es el diputado Hugo Ávila, quien sostuvo que el Gobierno “va a cometer un gran error si es que avanza con la quita de los derechos consagrados de los trabajadores”.
“El organismo tiene que sostener su autarquía y el manejo de sus cuentas”, añadió. 
Para el diputado, el Gobierno “está actuando a contramano de lo que planteó el presidente Alberto Fernández, quien sostuvo que no va a quitar ningún derecho de los trabajadores”.
Por otra parte, aclaró que si bien la Legislatura aprobó la ampliación de los ministerios, “en el proyecto aprobado no estaba esta posibilidad de quitar derechos. Esto es algo que salió después”.
“Una cosa es aprobar más ministerios, pero otra muy distinta es quitarle la autarquía al IPV como se quiere hacer con la OSEP”, finalizó.
El jueves y ante la presión de los empleados del organismo, el gobernador Raúl Jalil salió a poner paños fríos al conflicto.
El mandatario aseguró que se cuidarán los puestos de trabajo y que así “se elevará la calidad de la gestión”.
“Nuestro compromiso fue unificar organismos como Vialidad, IPV, Rentas y Catastro para ser más eficientes en políticas públicas esenciales para Catamarca: las rutas, viviendas, recursos y el orden territorial. Así cuidamos fuentes laborales y elevamos la calidad de la gestión”, expresó Jalil en un breve comunicado en las redes sociales, desde donde defendió la reestructuración del Poder Ejecutivo en medio de los cuestionamientos de todos esos organismos. 
En línea con lo planteado por el gobernador, el ministro de Vivienda y Urbanización, Fidel Sáenz, aseguró que la unificación de áreas como Rentas, Vialidad, IPV y Catastro, entre otros, implica el cumplimiento de un compromiso que asumieron en la campaña electoral.
“Lo hacemos para hacer más eficiente la gestión de políticas públicas”, reafirmó. Al respecto, se refirió específicamente al caso del IPV y aseguró que “mantendrá su carácter autárquico como un ente centralizado del Ministerio”.