Por Stella Qiu y David Kirton

ZHUHAI, China, 29 sep (Reuters) – El vuelo de prueba del 737 MAX de Boeing Co para el regulador de aviación de China el mes pasado tuvo éxito y el fabricante de aviones espera que se levante este año una suspensión de dos años, dijo el miércoles la jefa de negocios de Boeing en China.

La noticia hacía escalar un 5% a las acciones de la compañía en Wall Street.

“Se desarrolló sin problemas”, dijo la presidenta de Boeing China, Sherry Carbary, hablando al margen de Airshow China, la feria aeroespacial más grande del país.

Boeing trabaja con la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) mientras revisa los datos y finaliza los informes antes de decidir si el avión se puede volver a poner en servicio, afirmó Carbary.

La prohibición de realizar vuelos, que se ha levantado en Occidente y en varios países asiáticos, podría levantarse en China alrededor de noviembre, dijeron a Reuters personas familiarizadas con el tema.

“Tenemos la esperanza de que suceda para fin de año”, dijo Carbary, sin querer ser más específica. “Depende de la CAAC. Pero puedo decirles que estamos haciendo todo lo posible para apoyarlos y nos alegra lo cercana de la colaboración con nosotros”.

Antes de que se decidiera la prohibición de los vuelos del 737 MAX en marzo de 2019 después de dos accidentes fatales, Boeing vendía una cuarta parte de los aviones que construía anualmente a compradores chinos. (Reporte de Stella Qiu y David Kirton en Zhuhai, Escrito por Jamie Freed, Editado en Español por Manuel Farías)

Infobae