El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó este domingo que las fuerzas de disuasión nucleares de Rusia sean puestas en alerta, en medio de altas tensiones con Occidente por la invasión de Ucrania, lo que generó reacciones de Estados Unidos, la OTAN y el gobierno ucraniano.

Durante una reunión con funcionarios de primera línea de su Gobierno, Putin señaló que potencias de la OTAN habían hecho «declaraciones agresivas» y que países occidentales habían sancionado a Rusia, incluyendo a él mismo, por la operación en Ucrania.

El presidente ordenó entonces a su ministro de Defensa y al jefe del estado mayor conjunto de las Fuerzas Armadas rusas poner a las fuerzas de disuasión nuclear en «alerta especial de combate», publicó la agencia de noticias AFP.

“Países occidentales no solo están adoptando acciones contra nuestro país en la esfera económica, sino que (además) miembros importantes de la OTAN han hecho declaraciones agresivas en relación con nuestro país», dijo Putin en la reunión televisada.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, advirtió que la puesta en alerta de las fuerzas nucleares rusas tiene por objetivo «presionar» a Ucrania, no obstante, afirmó que su país «no capitulará» ante Moscú. En una conferencia virtual, además de denunciar el «intento de disuasión» mediante la fuerza nuclear por parte de Rusia, lanzó: «No nos rendiremos, no capitularemos, no cederemos un solo palmo de nuestro territorio».

Foto AFP
Foto: AFP.

Estados Unidos, en tanto, acusó a Putin de «fabricar amenazas» y aseguró que tiene «capacidad» para defenderse.

«Este es un patrón del presidente Putin que hemos visto a lo largo de este conflicto: fabricar amenazas que no existen para justificar más agresiones», dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a la cadena ABC al ser consultada sobre el anuncio de Moscú.

«En ningún momento Rusia fue amenazada por la OTAN o Ucrania. Resistiremos esto. Tenemos la capacidad de defendernos», agregó.

También condenó la acción de Rusia la embajadora de Washington ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield. «Significa que el presidente Putin continúa intensificando esta guerra de una manera totalmente inaceptable», dijo en una entrevista en la cadena CBS.

La OTAN también se hizo eco del anuncio de Putin y el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, tildó de «irresponsable» a Rusia y evaluó que la decisión del mandatario «añade gravedad a la situación».

«Es una retórica peligrosa. Es un comportamiento irresponsable», declaró Stoltenberg a la CNN.

«Y, por supuesto, si se combina esta retórica con lo que están haciendo sobre el terreno en Ucrania, librando una guerra contra una nación soberana independiente, llevando a cabo una invasión en toda regla de Ucrania, esto añade gravedad a la situación», agregó.

Moscú posee el segundo arsenal de armas nucleares del mundo y un enorme arsenal de misiles balísticos que constituyen la columna vertebral de las fuerzas de disuasión del país.