Dante López Rodríguez, actual administrador del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) se refirió a la preocupación de los empleados del organismo por el alcance que podría tener la reforma de los ministerios y la continuidad laboral de los mismos.

Según el administrador, “el IPV queda como ente autárquico y su distribución con directorio. Creo que se tienen que quedar tranquilos los empleados porque después de estos 8 años de gestión y éxito no creo que lo desarmen”. Y aseguró que “no es como están diciendo los empleados”.

Durante la entrega de viviendas realizadas en Valle Chico, los empleados del IPV se presentaron con carteles y  emitieron un comunicado en el que solicitaban “garanticen la continuidad del IPV como ente autárquico encargado  de la política habitacional y agente provincial del Sistema Federal de la Vivienda” ya que “ello garantiza la estabilidad de todos los trabajadores del instituto con la promoción de una carrera administrativa interna”. Destacando que “la única intención es garantizar la estabilidad integral de los trabajadores del IPV y de ninguna manera constituirnos en obstáculo para la prosecución de los fines de la ley de ministerios para la nueva gestión de gobierno”.