Recaudan fondos para construir una escuela en la Villa 21-24

Pegado a la Villa 21-24 Zabaleta, se avanza en la construcción de una primaria pensada para los chicos que viven en el barrio. Los planos ya están aprobados. Será en los terrenos de la Parroquia Virgén de Luján. Ahora se trabaja en distintas campañas para la recaudación de fondos.

La primaria que se construirá tiene un antecedente cercano. La Escuela Infantil Cura Brochero se inauguró en agosto de 2014, en el barrio de Barracas, también como iniciativa de la Parroquia Virgen de Luján y Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé. Los propios vecinos de la villa se pusieron al hombro aquel proyecto, que hoy cuenta con salas de 1 a 5 años.

La escuela es de gestión social. No cobra ningún tipo de matricula ni cuota a las familias. Se sostiene con el aporte de las Parroquias Virgen de Lujan y Caacupé, y con la ayuda de diferentes organizaciones que donan dinero, juguetes, comida, ropa y material didáctico.

“A lo largo de estos años de camino educativo, fuimos conociendo la realidad que viven las familias del jardín, y detectando algunas problemáticas. Intentamos acompañar algunas situaciones familiares de sufrimiento que dificultan el vínculo entre padres e hijos desde los primeros años de vida. Me refiero a situaciones de violencia familiar, violencia de género, pobreza e indigencia, maltrato infantil, situaciones de abuso, madres adolescentes y solteras”, describió Fernando Maldonado, uno de los impulsores de la nueva primaria.

“Toda esta realidad afecta concretamente la crianza, la salud y la afectividad de los más pequeños, provocando daños y dejando huellas en su desarrollo y crecimiento. Queremos colaborar, ayudando a las familias y enriqueciendo ese vínculo primario entre padres e hijos a través de la educación, alimentación y contención de los niños desde los primeros años de vida”, agregó.

Hoy el jardín tiene 90 chicos que asisten todos los días, desde las 8:30 hasta las 16. Allí reciben tres comidas básicas del día (desayuno, almuerzo y merienda) y, dicen, intentan cubrir en ellas la cantidad y variedad de nutrientes necesarios para la edad.

La comunidad está integrada en torno a la escuela. Dentro del personal, hay maestras jardineras, voluntarios de las parroquias que colaboran con la limpieza del establecimiento. Parte del personal vive dentro de la Villa 21-24-Zabaletta. “Eso enriquece el trabajo con la mirada propia del barrio. De este modo, el jardín se transforma en un espacio generador de fuentes de trabajo para la comunidad de la villa: docentes, empleadas de limpieza, cocinera, obreros, albañiles”, dijo Fernando Maldonado.

Ante la necesidad de cubrir vacantes, los curas y los directivos del jardín armaron un proyecto para hacer una escuela primaria “Cura Brochero”.

El propio Fernando Maldonado, vecino del barrio, participó del programa “¿Quién quiere ser millonario?” y donó los 180 mil pesos que ganó para la construcción de la primaria. Aquellos que estén interesados en hacer una donación se pueden comunicar con el Departamento Contable de la parroquia +5411-3971-7508 o escribir a danieljuarezba@gmail.com.