Empleados de la empresa ayer hicieron una presentación en la Dirección de Inspección Laboral por las deudas salariales, a los fines de iniciar medidas de fuerza. Hoy, a cuatro trabajadores no los dejaron entran a la planta, presuntamente despedidos, aunque aun no llegaron los telegramas respectivos.

Los trabajadores entienden que es en represalia por la denuncia ante las autoridades del área laboral.

La empresa debe sueldos y aguinaldos. Según dijeron los trabajadores, la firma es la tercera vez que cambia de razón social para no pagar aportes y las cargas sociales.