Rusia fue excluida de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y otras competiciones deportivas importantes como el Mundial de Fútbol por los próximos cuatro años, como consecuencia del escándalo por los casos de doping de atletas.

La decisión fue tomada este lunes por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), según informó el servicio de prensa de la entidad.

A partir la medida, Rusia no podrá albergar y participar en Juegos Olímpicos y Paralímpicos, así como en ningún campeonato mundial o competición importante organizados por los firmantes del Código Antidopaje de la AMA, entre los que se encuentra el Mundial de Fútbol de Qatar en 2022.

En tanto, los deportistas rusos que no cuenten con antecedentes de doping podrán participar en esos eventos bajo la bandera olímpica, mientras no deberán llevar ningún distintivo o símbolo que contenga la bandera rusa, mientras que los equipos llevarán en nombre de “atletas neutrales autorizados”.

La AMA ha concluyó que datos de laboratorio enviados por Moscú fueron alterados para plantar evidencia falsa y eliminar archivos vinculados a pruebas de doping positivas que podrían haber ayudado a identificar engaños de drogas.

Rusia se vio envuelta en escándalos de dopaje desde que la AMA encontró en 2015 evidencias de dopaje masivo y recurrente en el atletismo de ese país.

Apelación: “No hay opción de ganar”

Rusia, que este lunes fue excluida durante cuatro años de los Juegos Olímpicos por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), “no tiene ninguna opción” de ganar en caso de recurrir esta sanción, señaló a la AFP el director de la Agencia Rusa Antidopaje (Rusada).

“No hay ninguna opción de ganar delante de un tribunal”, señaló Iouri Ganous sobre un posible recurso ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). Para el director de la Rusada, la exclusión de Rusia es “una tragedia” para los deportistas honestos.

El consejo de vigilancia de la Rusada debe, según Ganous, decidir el 19 de diciembre si presentará un recurso ante el TAS por la exclusión del país durante cuatro años de los Juegos y de los Mundiales, decidida por la AMA debido a la falsificación de los datos de los controles entregados a la entidad.

“Los deportistas limpios ven sus derechos limitados”, insistió Ganous, que desde hace semanas denuncia la manipulación de datos orquestadas, según él, por altos responsables del país para cubrir a deportistas dopados.

La decisión de la AMA puede ser recurrida en un plazo de 21 días ante el TAS, por la Rusada o por el Comité Olímpico Ruso (ROC), o cualquier federación internacional implicada.

Los deportistas rusos podrán participar en las grandes competiciones bajo bandera neutra. Tras la decisión de la AMA varios responsables de federaciones rusas señalaron que están dispuestos a enviar a sus equipos a los Juegos de Tokio 2020.

Para el presidente de la Federación Rusa de Natación, Vladimir Salnikov, citado por la agencia Ria Novosti, “hay que ir a los Juegos sin importar la situación”.

“Claro que preferimos que nuestros deportistas participen bajo bandera rusa y escuchen el himno de su país. Pero las circunstancias pueden ser otras, nadie tiene el derecho de privar a los deportistas inocentes de sus sueños”, añadió.

El presidente de la Federación de Balonmano, Sergueï Chichkarev, señaló que sus equipos participarán en los Juegos, incluso si la bandera rusa no está presente, prometiendo además que el equipo femenino se empleará “con un fervor especial” para ganar el Mundial femenino que se disputa actualmente en Japón.