El intendente capitalino Gustavo Saadi, recorrió entre la tarde de ayer y la madrugada de este jueves las zonas de la ciudad afectadas por las lluvias y la crecida de los ríos, y ordenó el despliegue de un operativo con participación de diferentes áreas de la comuna para resolver los inconvenientes generados.

El jefe comunal visitó también el Camping Municipal y dialogó con las familias que se encontraban en el lugar, asegurándose de que recibieran toda la asistencia necesaria. Afortunadamente, pese a la intensidad del fenómeno climático y la rapidez con que impactó en el caudal de los ríos, no se reportaron víctimas.

En el camping, la secretaria de Ambiente, Gabriela Molina, señaló que no hubo daños en las instalaciones, ya que el agua no ingresó al predio. En el lugar se retiró a las personas que disfrutaban de la pileta en forma preventiva, y hubo veraneantes que quedaron momentáneamente del otro lado del río, pero sin mayores problemas.

Hasta el lugar arribó maquinaria de otras áreas de la comuna para limpiar y despejar el tramo afectado por la crecida, tarea coordinada con Defensa Civil, ya que aunque máquinas y personal estaban disponibles desde temprano, se aguardó el momento indicado para intervenir.

Las tareas de limpieza en distintos puntos de la ciudad se extendieron durante toda la noche, y continúan esta mañana con participación de personal municipal de diferentes organismos.

Los trabajos continuarán hasta que la situación se normalice por completo, aunque ello dependerá de las condiciones climáticas.

Por el momento, debido a las persistentes lluvias, durante la jornada de hoy se suspendieron las actividades de las colonias de verano.