La empresa china de transporte Didi Chuxing (DiDi) ha puesto en marcha este sábado el programa piloto del servicio de taxis con conducción autónoma en las carreteras del distrito de Jiading, en Shangái (China). 

Las personas que se hayan registrado con antelación en la app de la compañía podrán utilizar uno de estos vehículos autónomos gratis, pero solo podrá desplazarse dentro de un radio de 53,6 kilómetros, ya que por el momento continua en pruebas.

Los taxis, que están monitorizados en todo momento, tienen un sistema de seguridad preparado para responder ante emergencias y tomar el control del volante si es necesario.

El gigante asiático del transporte desveló que habían conseguido la inversión de 500 millones de dólares en el proyecto de vehículos autónomos de un grupo de inversión liderado por la japonesa Softbank, lo que le permitirá financiar el desarrollo y puesta en marcha de estos coches.

Es la mayor financiación obtenida en el extranjero desde que el programa de vehículos de conducción autónoma empezó a rodar. Didi ya ha operado con este tipo de automóviles en Shangái, Suzhou y Beijing y en California (EE UU).