La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), que conduce Armando Cavalieri, alcanzó un acuerdo con la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) para garantizar “la fluida provisión de artículos de primera necesidad a la población y la protección de los trabajadores mercantiles” durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno para contener la pandemia del coronavirus.

Según un comunicado difundido por el gremio, el acuerdo establece que “el horario de atención en supermercados, en todos sus formatos comerciales (hipermercados, supermercados, formatos de proximidad, autoservicios, etc) será entre las 7 y las 20, de lunes a domingo, incluyendo días feriados, mientras continúe la situación de excepción”.

“Dicho acuerdo puede ser revisado en función de las nuevas disposiciones que el Poder Ejecutivo Nacional dicte en la materia”, señaló la organización sindical.

Los mercantiles señalaron que “los supermercados aseguraron que no va a haber desabastecimiento. Por eso les pedimos a las familias argentinas, que vayan a comprar de a una persona, que cumplan la distancia y protocolos correspondientes”.

“Asimismo, que no concurran con criaturas, para la seguridad de todos”, reclamaron los mercantiles en este texto.