En este sentido, los vecinos comentaron que el acuerdo fue realizado con el Ing. Fernando Castillo, de la Municipalidad, quien se había comprometido a sanear el arroyo que desde hace años funciona como basurero, donde se puede encontrar absolutamente de todo. “No es solo un foco infeccioso por las alimañas y ratas que hay y que invaden las viviendas, sino que es un basural literalmente hablando. Hay chasis de autos, desechos electrónicos, escombros, basura domiciliaria, una verdadera locura. Nosotros intentamos recuperarlo y había un compromiso también del municipio, pero hasta ahora seguimos en las mismas condiciones”, explicaron.

A su vez, los vecinos destacaron que “nosotros venimos advirtiendo que este basural, que se extiende a lo largo del arroyo La Florida, representa un verdadero foco infeccioso, poniendo en riesgo la salud de la comunidad en general y de los niños en particular. Venimos luchando para evitar la contaminación ambiental que representa, pero hasta ahora, podemos decir que esto solo nos interesa a nosotros y que las autoridades no se están haciendo cargo de la situación”.