El martes 26 de noviembre, los empleados y autoridades de Tránsito de la Municipalidad de la Capital recibieron con los brazos abiertos a la Madre del Valle, quien llegó hasta sus lugares de trabajo para bendecirlos.

El encargado de acompañarla fue el Pbro. Ángel Nieva, Capellán del Santuario Mariano, junto con los Guardianes de la Virgen. Desde su llegada recibió la veneración de los trabajadores municipales y de vecinos del sector sur de Capital, quienes se acercaron a las dependencias para saludarla, pedirle y agradecerle.

También compartieron la Santa Misa, presidida por el Pbro. Héctor Salas, y en horas de la tarde la escoltaron hasta la Catedral Basílica, con una guardia motorizada, en una camioneta preparada para este momento especial. A lo largo del trayecto recibió muestras de devoción, mientras las bocinas anunciaban su paso y la llegada a su casa.

Durante esta jornada, la Imagen peregrina llegó también a la Casa de la Mujer y Defensa Civil.